Ley de Segunda Oportunidad y tipos de deudas a eliminar

La Ley de Segunda Oportunidad ha dado mucho de qué hablar desde su decreto y vigencia a partir del 2015. Gracias a esta grandiosa ley, muchas personas que se encuentran en situaciones económicas difíciles pueden conseguir un alivio financiero. Gracias que existen una ley como esta,  se puede hacer una comparación bastante realista  entre personas naturales y  empresas con deudas.

Esta ley presenta un claro beneficio para aquellos que tienen altas cantidades de deudas; la oportunidad de suspender y/o eliminar los pagos es real, siempre y cuando este se declare en banca rota. Entre aquellos que son personas naturales y empresas existe una clara diferencia cuando se trata de aplicar la Ley Segunda Oportunidad. La diferencia es que una sigue existiendo después de aplicar la ley mientras que la otra desaparece completamente.

Seguir existiendo y tener una nueva oportunidad  puede ser rentable si se tiene pensado iniciar un nuevo negocio. Puesto que si eres empresa pequeña, mediana o grande, esto no es ni mínimamente posible. A menos que tu caso como empresa sea extremadamente especial o delicado que la ley de segunda oportunidad te ampare en todos sus sentidos.

Deudas que se pueden eliminar con la ley de segunda oportunidad

Tienes que tener en cuenta que cualquier tipo de deuda que tengas, estas se pueden eliminar con la aplicación de la Ley Segunda Oportunidad. El único detalle es que dicha ley hace una distinción en cuanto a las deudas, identifica si son deudas con entidades públicas  o entidades privadas.

Para el segundo caso mencionado anteriormente; las deudas que pueden ser eliminadas son aquellas deudas que se tengan con bancos principalmente o personas naturales pertenecientes a una entidad o empresa privada. Así pues, aquellas deudas que puedes eliminar con la Ley Segunda Oportunidad son:

  • Deudas provenientes del excesivo uso con tarjetas de crédito.
  • Deudas tras la ejecución de una hipoteca.
  • Deudas a causa de un préstamo realizado a un desconocido.
  • Y por avales bancarios.

Como dato adicional a la eliminación de deudas, en situaciones que se tenga deudas  en relación a la hacienda o con alguna aseguradora social; el tratamiento y los pasos a seguir tras la implementación de la Ley de Segunda Oportunidad toman más tiempo. Por esta y muchas otras razones más es que se tiene que tener noción de lo que se va hacer con esta ley. Si no se conoce adecuadamente, no podrás sacarle todo el provecho posible.

Categorías: Personas

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *